Friday, November 21, 2008

CLASES DE ORTOGRAFÍA (PUNTOS FINALES, PUNTOS Y SEGUIDOS)

En mi respuesta a un comentario que hizo en el posteo anterior Esteban, me di cuenta de lo determinante que puedo llegar a ser, sin saber que en esta vida lo único que puede ser determinante es la muerte, y aún así hay veces que no sabemos que alguien vivía hasta que se muere, pero bueno ese es otro tema.

Me refiero mas que nada a tantas veces que he puesto “punto final” a algunas historias que he vivido, la de Duende es de momento el mejor ejemplo que tengo por estar fresca, es que de verdad no pensé que ese perro y yo volviésemos a estar juntos nunca y aunque bien fue solo unos minutos, ese “punto final” que un día tan altivamente me atrevía poner en ese capitulo, resulto ser no mas que un “punto y aparte”, pues hoy día tal como lo dije antes, tengo la intención que a la jubilación de Duende se regrese a vivir conmigo, y ese será un “punto y seguido”, a saber que tantas cosas nos puedan esperar a Duende y a mí cuando estemos juntos nuevamente.

Y esto podría también aplicarlo a otras facetas de mi vida, vamos que de pronto ciertos dead lines y alguno que otro itinerario no han hecho más que dar paso a ver las cosas desde una perspectiva nueva, a nuevas líneas dentro de la narración de ciertos personajes y sus interacciones, otros “puntos finales” que en lugar de dar por concluidos capítulos van dando paso a acentos y comas, a signos de admiración e interrogantes y que a veces terminan en los tan odiados y amados (dependiendo donde se pongan) “puntos suspensivos”.

Así que me tomo en serio la lección y no me apurare con esto de andar poniendo “puntos finales “, me viene quedando claro que si bien yo tengo con que escribir, también hay alguien a quien le gusta hacerla de editor o corrector de estilo en mi vida y de pronto me hace las continuaciones dejando en puntos y seguidos mis puntos finales.


Siendo pues, he aquí una historia a la que no le pondré punto final, solo y dependiendo de las circunstancias le pondré un punto y aparte uno de estos días……

14 comments:

Tati said...

Yo por mi parte adorooooo los puntos suspensivos!!!

(Aunque hay veces que desesperan jaja!!!)

Nada se pierde, todo se transforma...

Besotes lindo! y Buen finde

marichuy said...

Querido

Creo que mientras tengamos vida, lo nuestro será un constante volver a empezar: con comas, punto y coma; punto y seguido. y puntos suspensivos...

El punto final solo es uno y espero fervientemente que te tarde mucho en llegar -como 100 años.

By the way, apenas me enteré, que me dejaste tarea memesca y para que veas que soy obediente, aquí está el link de mi cumplimiento.

http://marichuy-chuyita.blogspot.com/2008/11/repitndome.html

Nanny Ogg said...

A mí eso de los puntos finales como que nunca me han gustado demasiado. Soy más de punto y aparte, punto y seguido e, incluso, de puntos suspensivos. Y es que uno nunca sabe lo que el futuro depara :)

Besos

mariapahn said...

Bueno, es que de esto consta la vida. Por aquí se dice que "NUNCA DIGAS: NUNCA JAMÁS" y vamos...que yo creo que esta frase es premonitoria en todas, absolutamente, todas las vidas.
Los puntos son efímeros de vez en cuando, porque nuestras vidas no están escritas con tinta china ni grabadas en un mármol blanco a martillazos; nuestras vidas suelen estar dibujadas a lápiz y muchas otras veces hechas de papel de seda...la volubilidad y la fragilidad son dos apelativos que las podrían acompañar...¡he dicho!
un besito y espero que estés bien, que llevo mucho sin pasarme por aqui.

LA CASA ENCENDIDA said...

Es verdad Antonio, ya sabes que se suele decir: "Si no quieres sopa, dos tazas y si no, hasta las asas". así que mejor dejar que los puntos sean "y seguidos o en todo caso, y aparte", el punto final lo pone la vida. Yo también suelo aplicarme eso de: "¿^Porqué no me habré mordido la lengua? porque, ¡cuantisimas veces tenemos que retroceder aunque no nos guste, por habernos precipitado!!!
Besicos guapo

Esteban said...

Cuando escribo yo pongo muchso signos de puntuación. Pongo un monton de comillas, admiraciones e interrogaciones pero,sin duda, lo que más pongo son puntos suspensivos (curiosamente pongo ningun o casi ningun punto y coma).

Los puntos suspensivos dejan abierto elf uturo y eso es lo que me gusta. Cuando cieras una puerte, y un pnto no es más que un final, es como si terminaras un trozo de tu vida.

Un abrazo,

Esteban

Valentín said...

Cuando escribo, uso mucho los puntos suspensivos, me encantan. Creo que los punto y aparte no son lo mío. En lo personal soy muy radical, cuando digo no, es no. Pienso que es ahí donde se pone de manifiesto el punto final en mi vida.
Saludos!!!

Champy said...

Tu eres un clásico ejemplo de lo fácil que es concoer a la gente atravéz de su escritura..... y eso que no te conosco la letra!!!!

Viste Crepúsculo???

tnf25 said...

Tati: es que a veces son lo máximo los puntos suspensivos..jeje, un besote!

Marichuy: Pues si, el punto final solo lo pone alguien por allá arriba. y ahora paso a ver la tarea.

Nanny Ogg: Exacto! pero ya ves que hay momentos que uno se siente tan sobrado que dice Punto Final..y nooooo.

Mariapahn: me ha gustado como lo has dicho, escrita a lápiz y me queda claro que la vida a veces les puede dar una repasada a tinta china y otras agarra la goma de borrar y cambia los puntos.

La Casa Encendida: Muy cierto, creo pues que esa es la lección y desde ahora puntos y aparte...y a ver si no viene la señora de la goma y me los pone por puntos y seguidos.

Esteban: Así es, sea pues entonces por todos los signos de puntuación de nuestra vida.

Valentín: es que si hay veces que hay que insistir en los puntos finales! Un abrazo hermano!

Champy: jejeje, bueno ya conocerás más de mí ( que miedo!)...y si la vi, tengo opiniones encontradas debo confesar.

Zafferano said...

Bien. Yo creo que a las historias de la vida hay que ponerles como mucho punto y aparte. Nunca se sabe...

Besotes!

tnf25 said...

Zafferano: Como lo dices...nunca se sabe.....( y por eso termino con puntos suspensivos)

Gustavo Puntila said...

Creo que ya tengo muy claras y he aprendido las reglas "orotgráficas" para saber cuándo debe ir un punto final, punto y aparte, puntos suspensivos... Y como toda regla creo que se debe respetar porque de lo contrario la confusión reinaría. Es difícil poner puntos finales, pero cuando toca, toca!

Abrazo!

tnf25 said...

Gustavo: coincido , que hay ocasiones en que de que van los puntos finales van, pero como te digo, hay veces que la vida misma nos cambia esos, por puntos y seguidos o puntos y aparte si bien nos toca.

Anonymous said...

Muy buen post me gusto la narrativa!