Monday, August 27, 2012

UNA DE LADRONES...Y YO.


Pues verán, hace unas horas me asaltaron, así a plena luz del día y muy como quien no quiere la cosa, en parte fue mi descuido por sacar el límite máximo diario del cajero para pagar algo que solo se podía pagar en ventanilla de la Comisión Federal de Electricidad, no fijarme bien si es que alguien venia siguiéndome, etc… sencillamente me descuide y acabe con al cartera vacía, una herida pequeña de 1 cm de largo y poco profunda que me hecho a perder una camisa que siendo sinceros tampoco me gustaba tanto, un dolor de cabeza brutal y una sensación de impotencia que aun no se me quita..y es aquí donde caigo en cuenta en lo que mas de una vez me han dicho, no se llevarme bien con mi vulnerabilidad.

Vamos el tipo que me asalto no era ni por mucho mas grande que yo, tampoco se veía mas fuerte, solo llego y me puso un cuchillo, casi juro que de cocina, en el costado derecho, de ahí saque la cortada, y con eso se hizo del dinero, mi tarjeta de debito y mi identificación. Lo que mas me molesta es el que no me defendí, cosa que si bien no me dijo al menos le parecía lo mas lógico a la secretaria del ministerio publico que me tomo la declaración, no así al policía que amablemente me llevo en su moto a levantar la denuncia..y bueno sé que lo mas lógico es en casos como este dar lo que sea que traiga uno encima y listo..pero aun así el sentimiento de me pude haber defendido aun lo traigo pegado a la espalda y me molesta, me enfada el solo haber dado la cartera..me enfada que los ladrones lo tengan tan planeado que sus palabras fueron –dame el dinero que acabas de sacar del cajero-, que me quito la cartera, saco el efectivo, la tarjeta y me aventó la cartera a la calle, que no vi en que momento me arranco el reloj, que ni siquiera pude reaccionar para correr tras de él o mínimo mentarle la madre.(como si eso solucionara algo)

Digo si, solo salí con una cortadita que el doctor para evitar darme un punto mejor cauterizo con sepa que cosa que aun me arde, al tipo no se le ocurrió pedirme el teléfono que si bien traía yo en la bolsa de atrás del pantalón bien podía pensar traía uno…para el caso, creo no me fue nada mal, pero sigo dándole vueltas al que pude haberme defendido, darle un golpe, derribarlo de algún modo…sigo molesto, tal vez he visto muchas películas de acción en estos días o me tengo en un alto concepto en lo que “a  mi estas cosas no me pasan” se refiere…

 

Bueno ya, solo lo escribo al igual que lo mencione en Caralibro o Twitter no para hacerme el protagonista, sino porque necesito de algún modo sacarlo…

8 comments:

Marite Alarcón said...

Qué peligroso, gracias al cielo no llegó a mayores y no te pasó nada grave... lo material podemos recuperarlo... paciencia, aunque cueste y de mucha cólera...

:)

alvaro Locx said...

Cari toda mi solidaridad.

Este tipo de eventos nos trastican y no sabemos que decir o como reaccionar.

Es parte de vivir en este México que es ya surrealista de por si.

Abrazos, que mejores y no tenga consecuencia tu hérida.

TQM.

Jo said...

uno reacciona tarde... y mejor ... a veces es mejor aunque la.impotencia quede. un abrazo toňo no necesiyo decirte que la.próxima debes ser.mas cuidadoso. :(

frit zio said...

Pues bueno, que tu lunes haya terminado mejor que como comenzó...

Coraje e impotencia y al final, si, la rabia por lo perdido (dirás, quizá) y por el hecho mismo.

Al final, hiciste lo que debiste y, bueno, una rajada leve (cauterizada, mira nada más; aunque yo crei que los puntos era lo único que existía).

El asalto que sufrí fue institucional (Comisión de Aguas), por un adeudo que ya habia reclamado y que devino en notificación de corte y pago como si todo el 2011 hubiera vivido en una bañera de agua corriente dia y noche...

Tampoco es consuelo...

Ojalá algún dia vengas por estos rumbos y podamos compartir un café (en el maravilloso Jekemir), algo de la tarea pendiente y supongo que algo de lo que viene sucediendo... Digo. Saludos.

Abrazo solidario (hasta ahora sólo he tenido dos incidentes delicuenciales que no llegaron al MP: el primero porque tenía ocho años y sólo lo suficiente para comprar dulces; el segundo, fuera de mi casa en donde no sé ni como, el mozalbete salió disparado de dentro de mi auto y aventó el reloj que se llevaba...) y sincero...

Yo-Mero said...

lo bueno es que no paso algo peor.

que coraje que le quiten a uno sus cosas.

la MaLquEridA said...

Quizás fue mejor que no te defendieras, estando en Mexico el que iría a la cárcel serias tu.


Cuidate.

Parvati said...

Lo importante de todo esto es que aun lo puedes contar... y que de los males paso el peor...

Lucho said...

wey, pero ni modo uqe salieras corriendo tras él como Carmelita Salinas "agárrenlo que es raterooo, puto!!" jajaja

entiendo perfecto eso de "debí haberme defendido" ya estuve en algo así hace 3 años.. y todo el mundo te dice "y por qué no le pegaste? por qué no te defendiste?" pero hay momentos de confusión en los que el cerebro se paraliza..

como los judíos al ser llevados al campo de concentración.. paralizados y dominados mentalmente