Thursday, November 03, 2005

DE PORQUE NO ME GUSTAN LOS NIÑOS III

El Hallowen no es algo que realmente me guste, y menos cuando pega vulgarmente y de manera tan contundente con mi adorado Día de Muertos...ya se!!! La globalización y la aculturación son fenómenos imparables..y no pretendo hacerlo, pero me gusta delimitar que no es tan duro como marcar limites ok..

El caso es que por casa cientos de niños se disfrazaron y salieron a extender la mano y pedir “ Calaverita”...a lo cual cortésmente conteste que NO...pero paso que llego un niño con una cara digna de un comercial de tv, revista y billboard si quieren..el niño con una cara genial y una actitud que nadie le habrá poder enseñado y dudo que siquiera heredado...y me vio a los ojos..me sonrió y corrió hacia mi ....y me dijo “ hola..me regalas un dulce?”...y zas! En ese momento no me quedo mas que pararme comprar una buena ración de dulces y dárselos al pequeñito en cuestión....por eso no me gustan los niños...me hacen flexible en mis mas recalcitrantes y viejas costumbres.

2 comments:

cbTurner said...

Hahahahaha, ay cariño, qué cosas, qué cosas... Me parece que más bien la verdadera razón por la que no te gustan lo niños es porque te ablandan el corazón... NO, corrijo! Porque tu eres blando de corazón, pero no te gusta mostrarlo y lo ocultas tras una coraza de arrogancia y cabronería. Sin embargo, cada vez que hacen su aparicion estos seres tan inocentes y a los cuales jamás les podrás ocultar a tu verdadero YO, te muestras vulnerable, condescendiente, incluso paternal, fragil... Y te da miedo que llegue alguien y te descubra en este estadio emocional, más TU, más auténtico, más al desnudo (Sí, aún más que en la cama y sin ropa, que como tú mismo dices: "Es cuando te muestras tal cual eres"... Pues ¡NO! Aún en esas circunstancias hay gente que finge. Fingen un orgasmo, fingen satisfacción, fingen felicidad...), e incluso un tanto paternal... Y es por eso (creo yo) que a ti, honey, NO TE GUSTAN LOS NIÑOS.
Abrazos.

Omarcin said...

Se de lo que hablas quien se puede resistir a un niño bonito con una actitud que encante, somos debiles jajajajaja.