Tuesday, May 10, 2005

MARRIOTT!

En la búsqueda de trabajo que he llevado en los últimos ya varios meses, pues no he encontrado algo que sea de mi área y de lo que tengo experiencia, así que como mi cartera ya no podía aguantar mas el caprichito de esperar y esperar, pues me día a buscar trabajo de mesero, digo el trabajo es bueno y hay entrada de dinero todos los días ( por las propinas), así que en esa búsqueda pues me decidí por un anuncio en el cual buscaban meseros para el hotel JW Marriott.

Así que fui aplique y me quede...y esto hace ya una semana, la verdad es que la experiencia ha sido de lo mas grata...los compañeros de trabajo directos , es decir, los meseros del restaurante son de lo mas buena onda y me han hechado la mano enormemente para poder integrarme al equipo...aunque nunca falta la jetona..si, y nosotros tenemos una. por otro lado todos los demás compañeros del hotel, saben que eres nuevo, vamos te lo notan en la cara, además de que se conocen entre ellos...y lo mejor del caso es que te hacen sentir como lo que eres, parte de el equipo de trabajo, parte de la "familia" Marriott.

Y que decir del hotel , de primera ...en cuanto servicio e instalaciones...yo se que tal vez ( y espero) mi estancia laborando para Marriott no será muy larga, pero estoy de lo mas contento por haber entrado ahí..conocer TODO lo que implica que un lugar así, funcione así.

Sirva este posteo como mi testimonio de agradecimiento y reconocimiento a la calidad de Marriott..en todos los sentidos

1 comment:

los_insanos said...

Don toño, son las tres de la mañana y no quiero dejar para mañana lo que puedo hacer hoy aunque eso implique que lo más probable es que este comentario pueda desbordarse en cuartillas enteras sobre cicatrices, profesiones y hoteles de GT, aun así correré el riesgo y aventurero me lanzaré a las palabras.

Cuando tengo muchas cosas que decir, generalmente enlisto dizque pa´ no perderme, así que así lo haré en esta ocasión:

1.- sobre las profesiones, solo puedo decir que me impresiona su abanico tan amplio, lo disfruto y hasta llega a alegrarme. Aun no sé por qué. Eso de que en su nuevo trabajo podrá engordar su abanico, ni que lo diga señor, claro que lo va ha engordar. Es más, espero que un inocente bellboy caiga en sus brazos.
Dígame si miento o estoy equivocado o si no concuerda con mi opinión, pero tengo la idea de que los bellboys, en general, son muy agraciados físicamente. Yo le puedo decir de uno que no tiene madre en el Misión Mérida.

2.- sobre los finales, sí don Toño, tiene usted toda la boca llena de razón al decir que así con silencios y tiempos y ausencias duele menos, peeeeeero (primero) uno debe terminar oficialmente con las relaciones aunque sea feo, aunque sea desagradable, aunque no nos guste. Don Toño, hay que cerrar ciclos para poder continuar, para seguir adelante. El cerrar ciclos, ponerles fin con todas sus letras y con todo lo que conlleva es lo que nos permite no cargar de más en nuestro saco interno y seguir la vida, sin pesos de más, sin pesadumbre.

Sí, sí don Toño, uno de los dos tiene que tomar el teléfono y decir eso que usted dice “se terminó la relación”.
Usted tiene que decirle a él todo lo mucho o poco o nada que tiene que decirle y él tiene que decirle a usted lo mucho o poco o nada que tiene que decirle. No se queden con lo que posiblemente pudieron decir, porque eso se hace feo en el interior de cada uno. Y quizá no tengan mucho que decir o más bien nada, bueno, simplemente den por terminada la relación.
Se la voy a poner así, todos los eventos importantes tienen su fecha de inauguración, como los Congresos o las Olimpiadas o cuando da a luz una madre. Esos mismo eventos tienen su fecha de clausura. Hágalo por el ritual del final, del cierre de ciclos, hágalo por usted no por él.

3.- Claro, el tiempo sabe en qué momento deja caer su siguiente segundo, igual es el tiempo el que hace caer las cosas cuando deben-tienen que caer. Sí, si lo vemos así, tiene usted mucha razón que ya llegará el tiempo en que se pongan las cartas sobre la mesa. Peeeeero (segundo) entre más tiempo se deje pasar es más difícil tomar un teléfono, mandar un mensaje o hacer una cita.

4.- me da gusto que le esté yendo bien allá en el Marriot. Ya lo estoy viendo, haciendo reír a sus nuevos cuates y haciendo amistades en un dos por tres. Ya me imagino que ya le echó el ojo a un par de hombrecitos que seguro no tardarán en caer ante sus encantos Don Toño. Claro, sí verdad, ahora usted se roza con los del Marriot ¿y nosotros qué? Nos abandona así sin decir nada, que le voy a decir a los niños, a los saicos, a las locas que pasan por la ventana. Ahora qué será de mí sin usted, quién me hará reír, quién rozará mi rodilla con su rodilla, quien me perturbará con su espalda... bueno este comentario se está saliendo de control. Cambiemos de número.

5.- acá o más bien allá en el café las cosas siguen. Lo que son las cosas, mi oficina ya casi no la visito desde que el sillón lo cambiaron de posición, ahora me siento afuera con la Fabis Hilton, el Turner, la Doctora, el Ruy y demás fauna a ver machos pasar por la calle de Hamburgo. Cuando no tengo ganas de eso, regreso a mi oficina aun cuando el sillón sigue en la misma posición.

6.- aquí cada uno da su versión del porqué usted se ha ausentado, unos dicen que ya lo vieron, otros dicen que no lo han visto, otros más dicen que ya saben que está trabajando, y los demás dicen que seguro anda depre, otro más dicen que te extrañan, otros dicen que qué bueno que ya tienes trabajo, otros no dicen nada. pero cada uno da su versión corregida y aumentada.

7.- le llamo en estos días don toño, solo estaba esperando que pasara una semana desde la última vez que lo vi para por fin llamarle. Usted sabe, mi idea de que los que se ausentan lo hacen para darse un break, por darse un poco de aire. Cuando algún amigo mío se ausenta le doy su tiempo, y no lo interrumpo en sui ausencia, es como respetar su espacio, su tiempo. Así lo hice la vez anterior que usted se ausentó y así lo haré esta vez. Le llamo después, pa´ saludarlo.

8.- mientras llega ese momento, le mando saludos, abrazos cachondosos y besos de jotito a jotito.

Fernando Flores