Tuesday, November 20, 2012

U DON´T BRING ME FLOWERS....


Si hay algo que siempre disfruto es el simple acto de ver a hombres que van cargando desde una flor a un ramo por la calle, se puede diferenciar muy fácil a los que son meramente mensajeros de alguna florería de aquellos que están haciendo todo el tramite, es decir, escoger la flor, comprarla y llevarla; en este ultimo caso se puede percibir además una cierta dosis de timidez y orgullo en los que la llevan, ya que siempre la o el destinatario, vamos que hay que ser modernos y a los hombres también nos gusta, lo admitamos o no recibir flores, es alguien a quien se quiere o se ama, bueno el caso es que traer cargando una flor sin importar el sexo del destinario es un acto de valor, hay que decirlo PERO, aquí viene el “pero”, el acto de valor esta completo hasta que la flor se entrega.

Todo esto viene a colación porque el sábado pasado asistí con un grupo de amigos al estreno de una obra de teatro en la cual otro amigo estaba haciendo su debut teatral, su novio estaba sentado con nosotros y al verdad es que el hombre estaba instalado en estrés porque no había comprado unas flores  para darle a su novio una vez acabada la función, pero para eso están los intermedios, así que salió y volvió con unas flores, una cosa bonita, de buen gusto y todo muy bien hasta aquí hasta que la función termino y entonces comenzó a buscar a la mamá de nuestro amigo para que fuera ella la que le diera las flores y la mamá de nuestro amigo incluso pregunto -¿Por qué yo?- el caso es que al final fue la señora quien acabo dándole las flores a su hijo.

 

Quizá estoy haciendo olas en un vaso de agua, pero la verdad si tu vas y compras las flores, tu vas y las entregas y mas en una situación como un estreno de teatro en la que a nadie le importa si le das flores a otro hombre y si a alguien le importa, pues ese ya no es tu problema ¿o si?.

Ok, admito que tal vez estoy sobre reaccionando a algo que  pueden decir no me atañe directamente pero la verdad me parece una acto cobarde y de nada sirve todo el tema de salir corriendo por flores, si al final de cuentas no vas a tener el valor de hacer lo que la flor te obligaba a hacer.

 

En fin.

 

9 comments:

Jo said...

nadie me ha regalado flores....

nunca

Don Heart said...

A mi me encanta regalar flores... pero siempre que he dado o me han dado las relaciones no prosperan.

A un novio le regale un enorme ramo de rosas y se sintió tan amado que decidió huir.

RenzoPMG said...

Bueno, ciertamente aún existen aquellas personas que se escandalizan, y lo peor, que esto puede repercutir en la carrera de su novio. Por lo que, pienso yo, ha sido por amor a él, sacrificarse y no dárselo directamente, para no perjudicar su trabajo como artista.

Alejandro Jónbjarnardóttir said...

De acuerdo contigo y un poco con el comentario de arriba.

Sin embargo, regalar flores y entregarlas de propia mano es de los más bonito que hay.

Alfredo said...

Yo voy regalarle flores al chico que me gusta :)

Damian said...

puede que haya querido ganarse puntos con la madre de su chico, o puede que se haya cortado un poquito al entregarselas él

frit zio said...

regalar flores, un acto amoroso y valiente, como sea

incluso cuando te piden que ya no lo hagas

saludos

Anonymous said...

lo único que pude leer acá ha sido: que tal vez estas sobre reaccionando y que no te atañe directamente...sobre todo No te atañe!!!

interesante said...

Qué rajón tu amigo/conocido, eh. u_u A mi me gusta mucho la idea, creo que su belleza radica justamente en su ''oldfashionez''... De hecho por tu post me dio curiosidad y pregunté a mis amigos, lo padre fue que de acuerdo o no, para todos tenía un significado distinto. Para mí es como decir ''te quiero tanto que sólo este regalo que otros verán cursi lo expresa perfectamente''. Un gusto volver a estar por acá, me encanta tu blog. (: