Monday, December 20, 2010

UNOS LLEGAN, OTROS SE VAN....

Este fin de semana me di cuneta de algo, que si existe un lugar en donde se puede conjugar las más diversas emociones humanas y ver su claro reflejo en los rostros de quienes las sienten es en las terminales de transporte, ya sea aéreo o terrestre.

Y es que si no recuerden no la expresión e otros si no la de ustedes mismos cuando se van de vacaciones a cualquier lugar, no se refleja la alegría en su rostro, o cuando tienen que hacer un viaje por algún motivo no grato, ¿recuerdan la expresión de su rostro?

Es por eso que es tan simple y sencillo ver como en un mismo sitio, de manera tan tangible se encuentran a la vez la felicidad, la tristeza, la desilusión, la esperanza, el enfado, la ilusión… de ver a quien, de llegar a donde, de regresar, de no poder volver, que tanto mas no lo se, solo se que un día de estos en que no sea yo quien recibe o despide, quien se va o quien regresa, me sentare en una banca de algún aeropuerto, de alguna estación de autobuses, de trenes, de algún puerto y me inventare alguna o alguna historia y escribiré un cuento o una novela…

26 comments:

Lucho said...

en la novela que escribieres podrías utilizar las caras de la banda de aduanas en vuelos internacionales.. le daría mucho dramatismo al capítulo..

más la parte en que el personaje de bajo presupuesto es despedido por los 35 miembros más cercanos de su familia con todo y mariachi!

jajaja

tnf25 said...

Lucho: jajajajajaja, esas son las partes comicas del relato!!! jajajaja

Jolie said...

Me recordaste una película de mis favoritas. justamente la primera escena comienza asi.


http://www.youtube.com/watch?v=PMScPVO4rLw


y sé que un aeropuerto o una sala de espera puede conjuntar las mas diversas emociones.

unas cosas se agolpan cuando tienes que partir o ver llegar a alguien
cuando tienes que arrivar o despedirle

supongo que es lo mejor cuando no se siente tanto... o cuando puede uno nostalgiar a gusto

hace mucho que yo viajo y esa sensación siempre es nueva a pesar de que lo haga cada tanto. a veces no hay quien me reciba
a veces no tengo que despedirme de nadie...

un lugar siempre te recuerda y sobre todo las personas que por alguna razón te toca conocer.

creo que esa es la clave de poder sentir y tener esas sensaciones al menos tomadas en cuenta


abrazos toño!

Stultifer said...

Lugares, las estaciones, donde los besos son los más fríos jamás dados y recibidos.

LA CASA ENCENDIDA said...

Sería ideal que lo hicieras.
Tienes mucha razón, con las prisas y esperas de idas y venidas, se puede leer con claridad el letrero que lllevan los rostros, ¡a veces somos tan trasparentes!!

Besicos muchos y que tengas unos días llenos de paz y amor.

tnf25 said...

Jolie: así nos toca viajar a veces, sin despedidas, sin recibimientos, pero siempre dejando algo de uno mismo… saludos!!!

tnf25 said...

Stultifer: puede ser, aunque también los hay los más apasionados…

tnf25 said...

La Casa Encendida: y si que lo quiero hacer!!! saludos!!!

Joey said...

Pues sabes, es una hermosisima reflexion que me ha llenado de recuerdos con solo tres parrafos.

Felicitaciones

tnf25 said...

Joey: muchas gracias…saludos!

Feñizio said...

Ufff y me lo dices a mi, que pasé casi un año viajando en avión hacia la isla: lunes tristes y viernes de alegría. De todas formas, el aeropuerto es mi lugar favorito.

Abrazos.

Mauricio Milano said...

Me mató el comentario de Lucho, jajaja. Pero es cierto lo que dices y lo comparto. Espero ese cuento o novela algún día

tnf25 said...

Feñizio: pues es que así es, todo se conjuga en los viajes…abrazos!!!

tnf25 said...

Mauricio: pues uno de estos días, tal vez…saludos!!

fritzio said...

pues aprovecho MERRY FUCCING CHRISTMAS
De las llegdas y partidas, cosa de estar de uno u otro lado, incluso cuando uno está a la espera de alguien o que sabe que alguien se va
por ahora el único que se va es este 2010

Saludos
Abrazos
Deveras

bruja said...

Recuerdo el 20 de noviembre del 2005. Esperando el autobús que me traería de vuelta a mi realidad después de dos semanas en el paraíso.

Mientras lo miraba, la voz en mi interior me dijo así, como va, sin prepararme con uno o dos de los chistes malos que siempre recuerda antes de darme una mala noticia: "es la última vez que lo verás". Algo se quebró en un lugar muy profundo de mi alma y supe que era verdad.

Eso que se quebró contenía desesperanza, miedo, una tristeza muy, muy profunda y lágrimas, muchas lágrimas que salieron desbocadas y que por más que traté, no pude parar.

Lloré como una niña durante casi media hora mientras él trataba de consolarme y de entender porqué diablos lloraba.

Llegó la hora en la que tenía que subir al autobús y con mucho esfuerzo pude medio hablar para explicarle. No me creyó y me dió un montón de razones por las que eso no podía ser posible.

Tuve que dejarlo después de un abrazo y un beso que aún puedo sentir si cierro los ojos. Nunca estuvimos juntos de nuevo.

Es curioso como en momentos así todo lo que te rodea simplemente no existe. El mundo se reduce a la o las personas de las que te despides y tú. Creo que eso debe pasarle a la mayoría y por eso las emociones quedan expuestas, olvidamos que hay personas a nuestro alrededor.

la MaLquEridA said...

Si te vas a algún lugar de los que dices tendrás muchas historias que contar.


Un abrazo Toño.

fritzio said...

pensaba hoy por la mañana en los que se fueron

y que significaron mucho para alguien, en un momento dado, en una vida, como esta, con los sueños de penitencia: los que dejaron de ser este año

y que, seguramente son añorados o evocados, en una terminal de las que hay porción en esta ciudad, hubiera dicho mi abuela: porque se espera el viaje, porque llega un viajero o regresa, presuroso, el familiar, o simplemente ya no llegó porque ya no iba a poder venir, desde septiembre, cuando la mataron

o muchas cosas más, que se pudieran ocurrir

pásala bien en estos dias finales, difíciles y espero que no, eso si no, tristes

cosa de seguir, siendo, insistiendo, jodiendo o practicando, corriendo, sintiendo, abrazando, disfrutando, gozando

un abrazo para alcanzar el veinte once

ya llega

Carlobito said...

Me hiciste pensar en mi propia cara al salir hacia mi luna de miel y al regresar, seguro q se podría adivinar lo q sentía... me gusta analizar los gestos de la gente, tratar de adivinar q están pensando o sintiendo. La próxima vez q viaje me acordaré de tu post y me distraeré un poco observando a los demás :)

Saludos.

tnf25 said...

Fritzio: tu segundo comentario un poco profético por ajustarse al posteo que sigue a este, pero anda que no hay tristeza, solo hay que dejar irse lo que se ha ido ya…aun hay mas, que esto no se termina hasta que se termina….

tnf25 said...

Bruja: gracias por compartir esto aquí para todos. Creo todos tenemos algún momento de llegada y partida que recordamos vividamente, que se nos queda marcado..un abrazo para ti, de nuevo gracias por compartir.

tnf25 said...

La Malquerida: pues ya ves que lo de viajar se me da, así que seguro material habra y mucho!!!

tnf25 said...

Carlobito: y veras que observando a al gente podrás adivinar tantas cosas que les pasan por la mente y si no, te diviertes inventándoles uan historia!

fritzio said...

ex acto
como muchas otras veces antes
es la tregua enre años: lo que se fue, ya queda; y lo que se queda debe disfrutarse: todas sus gotas, que todas son sabrosas

un abrazo

casacelis said...

No habia reflexionado en el rostro que yo hubiera podido tener al hacer algun viaje sin embargo, creo, a pesar de mi cara de palo, hasta ahora no han sido de una emoción negativa: me gusta viajar.

Los viajes han sido pequeños pero muy reconfortantes y de mucho aprendisaje porque, el salir de mi entorno ya me hace ver algo diferente.

Esto va más alla: tambien hay que disfrutar quizas el viaje.

Esperare la novela.

Addiction said...

Curioso leerte desde la TAPO...