Sunday, July 16, 2006

UNA VENGANZA

No obstante que soy de los que cree que firmemente en la donación de órganos como un acto ultimo de nobleza, ayer me di cuenta que en mi particular caso puedo convertir un último acto de nobleza en la Venganza Perfecta. ¿Cómo?...eh aquí la respuesta…

Voy a dejar como último legado que mis órganos utilizables se den en donación solo con 2 condiciones:

1.- Que los únicos beneficiarios para mis órganos sean PEREDISTAS militantes y con registro en el partido.

2.- Que los nombres de todos aquellos que reciban mis órganos sea publicada dentro del PRD.

¿En que radica entones mi venganza, si soy antiperredista?

En que aquellos que reciban mis órganos sabrán que me deben la vida a mí, alguien que en esencia los desprecia, lo cual los hará vivir, pero siempre con la humillación de que es gracias a quien los desprecia, llevándolos a sentir desprecio por ellos mismos, y a su vez sus correligionarios partidistas, los despreciaran por haber aceptado alguno de mis órganos para su bienestar.


Ah!!!!!...no cabe duda que la Venganza es un plato que se disfruta frió….y como diría “V”…remenber,remenber the fifth of november

2 comments:

Anonymous said...

ufff..brillante tu comentario...brillante...
ojala estes sanito y nunca necesites nada

tnf25 said...

partidario...supongo.....