Wednesday, March 06, 2013

BUENAS ACCIONES, MALAS REACCIONES


Ustedes ya sabrán sobre manera que de mí no se puede decir algo así como que en mi cuerpo cohabiten mi alma y el de la Madre Teresa de Calcuta, pero confieso que si, a veces, algunos días como que si se me da eso de hacer una que otra buena acción.

Y esto lo cuento no para hacer ostentación o gala de ello, sino por algo que paso cuando hice algo parecido a una buena acción, verán, venia de regreso del gym y pase a comprarme un sándwich de atún, mismo que me sirvieron, como siempre, partido en mitad..me fui caminando y justo unos pasos adelantes estaba una “maría” con un niño en brazos pidiendo limosna…yo me detuve y le ofrecí la mitad que aún no mordía de mi sándwich, ello lo  acepto.

Yo seguí caminando y de pronto alguien me toco por el hombro, un señor y me dijo - ¿Por qué le diste tu comida?-  la verdad es que  me sorprendió su pregunta, digo no obstante le respondí que lo hice porque, simplemente, podía hacerlo y lo que para mí es medio sandwich, para ella y su niño, tal vez era su única comida del día de hoy……¡y que se desata la bestiaaaa!, parece que ofendí mortalmente al tipo, de inmediato me recito que por gente como yo, esa gente sigue en las calles, que soy parte de un problema, además de lo que ya sabemos de muchas, o de todas, las “marías” que llegan y las ponen ahí, que tienen que llevar una cuota..etc, y si le dije que eso lo se de sobra, pero que justo por eso también es que no le di una moneda, sino comida que solo puede ser para ella y su hijo.

Bueno eso no fue suficiente para el tipo, porque lo único que me dijo, antes de seguir su camino fue – eres un pendejo-…y si, tal vez lo sea, pero sigo pensando en mi pendejez ¿en qué le afecta a este tipo lo que hice? Tal vez ustedes me puedan dar una pista.

10 comments:

Gary Rivera said...

Qué curioso, mi entrada anterior refleja exactamente lo que la gente tiene que hacer, ok, es probable que el tipo tenga razón y que la mujer no necesariamente pida limosnas por necesidad, pero eso no debe ser obstáculo para ayudar, ayuda cada vez que puedas. Y no hagas caso de palabras necias! Un enorme abrazo!

memo said...

estuvo bien lo que hiciste Antonio, yo hago precisamente lo mismo les doy comida o compro algo para ellos porque si es bien sabido que les piden una cuota, pero tambien hay las que se les hace muy facil quedarse asi y no superarse ya que he tenido casos de que tocaban en casa y me pedian dinero para comer y yo les ofrecia comida pero tambien un empleo y muchas veces me contestaron lo mismo que pedian dinero no trabajo asi es que hay de todo en la viña del señor!!! saludos!!!

frit zio said...

Buenas y malas.
Hasta aquí llegamos. No más.
Intentos o pretextos.
Lo que hubiera podido ser como intercambio amistoso quedó como un pendiente.
Ganaciones y perdiciones. Opiniones o nece(si)dades.
Cada quien sus vectores, sus alcances y sus limitaciones.
Nevermore. Saludos. Sinceros y afectuosos.

RENATO VIDAL S. said...

el gesto que tuviste habla de tu calidad humana, podría haber sido fácil seguir y hacer como si nada, el mundo sería distinto si muchos más siguieran tu actitud. Saludos.

la MaLquEridA said...

A la gente nunca la tendrás contenta así que haz lo que tengas que hacer y ya.


Saludos

Antonio Fidalgo said...

Gary Rivera: pues sí, digo yo sé que en eso de pedir limosnas también hay una “mafia” por eso prefiero darles algo para ellos, así me lo enseñaron y creo que es lo mejor. saludos!

Antonio Fidalgo said...

Memo: ¡Bueno! Eso de ofrecer trabajo y esa contestación la de veces que lo escuche también, pero uno debe de ayudar..¿que no?..un abrazo!

Antonio Fidalgo said...

Fritzio: saludos! ¿Cómo andas?

Antonio Fidalgo said...

Renato Vidal: pues solo hice lo que creo correcto…saludos!

Antonio Fidalgo said...

La Malquerida: cierto…lo malo es que luego es esa gente la que más pide y nada da a cambio..un abrazote!